BATIDOS  VERDES

Verduras de Hojas Verdes:

Hay un grupo de alimentos que la mayoría de la gente tiene olvidado, y sin embargo son interesantísimos desde el punto de vista nutricional. Las verduras de hojas verdes constituyen una opción estupenda para incorporar a nuestra dieta de envejecimiento lento.

Las hojas verdes deberían considerarse imprescindibles y esenciales para los seres humanos. Su aporte importante de vitaminas, calcio y minerales, así como la posibilidad de tomarlos crudos sin necesidad de cocinarlos, para ser utilizados por nuestro organismo directamente. Estos nutrientes van directamente a alimentar las células de nuestro cuerpo y producen una sensación de saciedad y equilibrio en nuestro organismo.

 

Su alto contenido en antioxidantes, fibra insoluble, agua de alta calidad y clorofila, además de ser pobre en calorías hacen que las hojas verdes sean una buena opción.

Si al pensar en hoja verde, solo te viene a la mente, lechuga, espinaca y acelga. Tienes un mundo por descubrir: La parte verde de las zanahorias, rábanos, apio, remolacha, coliflor, el perejil, el cilantro así como la gran variedad de lechugas (lollo roso, hoja de roble, romana, batavia, escarola, canónigos).

Todas estas hojas verdes que generalmente tiramos, podemos consumirlas previamente lavadas, no solo en forma de ensalada, sino como zumos.

El gran mundo de los batidos verdes, ricos en todo menos en calorías.

Al principio, su sabor te parece tan distinto y tan a hierba que tienes la sensación de estar tomando un trozo de césped del jardín, pero si eres perseverante y utilizas algunos trucos (edulcorarlos, especiarlos y mezclarlos con fruta fresca), para no abandonar el primer día, tu perseverancia se verá recompensada y en poco tiempo habrás conseguido combinaciones y sabores que te agraden y se ajusten al gusto de tu paladar.

La cantidad recomendada es de 2 vasos grandes al día (800ml)

Ingredientes

  • Agua, fruta fresca y hojas verdes
  • Al principio es mejor empezar por hojas verdes suaves y sin demasiado sabor, cuando ya estemos acostumbrados al sabor “verde” iremos incorporando hojas de sabor más intenso y fruta madura y dulce a nuestro gusto.
  • Hojas de sabor suave: Lechugas, canónigos, hojas de remolacha y espinacas
  • Hojas de sabor medio: Escarola, acelga, perejil, endibia, apio, hojas coliflor y zanahoria
  • Hojas de sabor intenso: Berros, col, rúcula y cilantro

Elaboración

En una batidora poner primero el agua (1 vaso), después la fruta elegida (200-300 gr.).Triturar y finalmente añadir (300 -500 gr.) de hojas verdes y volver a triturar.

Endulzar con edulcorante (menos calorías) o con miel, dátiles, pasas. Experimentad y añadirle las especias que os gusten, limón, lima…


Carmen Centeno

Cocina Antiaging


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.