CLOKING, UNA MARCA “SIN MARCA”


Ropa de calidad, que sienta bien, made in en Europa, sin logos y a unos precios imbatibles


Con esa premisa nace CloKing, una marca (“sin marca”) masculina, que busca colarse en los “closet” de los jóvenes de 18 a 98 años.

Vestir de los pies a la cabeza como un auténtico gentleman moderno y a la última, es posible con CloKing.

Trajes; chaquetas de piqué; carteras de cuero; gemelos con formas innovadoras, desde avionetas, bicicletas y raquetas de tenis, hasta la máscara de Batman, un cerdito o una langosta; corbatas de seda, lana o punto; camisetas casual chic; tirantes; zapatos clásicos de ante o cuero; incluso sudaderas.

Lo especial de esta marca, es que no incluye logotipos en sus prendas para que el estilo CloKing se lleve por dentro, y las prendas sean la identidad de quien la lleve. “Nuestra intención es crear el armario de cualquier hombre, para cualquier ocasión, con ropa formal e informal, y con un precio asequible para todos los bolsillos. Pero además, creemos que este armario tiene que estar hecho de tu ropa, tu identidad, y no lleno de logotipos.

Por eso CloKing se lleva por dentro, pero nunca se ve por fuera, declara Ymelda Bilbao, directora de Marketing y Desarrollo de la firma.

Detrás de esta iniciativa están 5 jóvenes emprendedores de entre 22 y 35 años.

Borja Mesa-Jareño, quien se dedica a las finanzas, pero que desde pequeño se interesó por el mundo de la moda, tras varios años con la idea y con el impulso de tener ropa de hombre de calidad y a buen precio, decidió crear CloKing con ayuda de 5 amigos que entre ellos no se conocían pero, que actualmente se sienten como una familia.

Tras 3 años visitando 2.000 fábricas en Europa, hace 4 meses consiguieron tener los proveedores, los materiales y el concepto de CloKing (Clo, de clothes (ropa) + King (rey) listo para comenzar a vender online, su principal punto de venta. Han abierto una pequeña tienda a modo de showroom por la demanda de poder probarse los trajes y los zapatos, pero no pretenden tener varias tiendas ni una muy grande, prefieren vender por internet.

Actualmente estos 6 jóvenes, Borja Mesa-Jareño, Adrián Idiazabal, Ignacio Acitores, Inés e Ymelda Bilbao y María Echevarría se consideran una familia que aprende día a día los unos de los otros pero con las funciones y cargos bien definidos y diferenciados. Continúan apostando por darle importancia a la propia personalidad de sus productos.

-¿Cual era vuestra actividad profesional antes de iniciar este proyecto?

En Cloking somos cinco socios de los cuales dos nos dedicamos a ello a tiempo completo. María Echevarría es la Directora de Compras, Logística y RRHH y yo Directora de Marketing, Desarrollo y Ventas. María estudió Psicología y yo Publicidad y Relaciones Públicas con Marketing Digital. Los otros tres socios trabajan en su tiempo libre en Cloking. Borja Mesa–Jareño, Consejero Delegado y Presidente de la empresa actualmente, es asociado en MCH Private Equity & Investment Strategies, Adrian Idiazábal Director Financiero y de Estrategia trabaja en Unibal-Roddamaco- Westfield como Senior Operating Manager gestionando centros comerciales. Inés Bilbao, Directora adjunta de Marketing y Community Manager está estudiando EBS y Publicidad y RRPP en el Centro Universitario Villanueva.

-¿ Os parece que el mercado español, tan amantes de las “marcas”, está preparado para este nuevo concepto?

Creemos que los clientes españoles están preparados para todo, buscan cambios en la moda. Además nosotros ofrecemos calidad y buenos precios y diseño, que al final es lo que busca cualquier cliente. Queremos potenciar la identidad de cada persona eliminando los logotipos creando así “una marca sin marca” . El único distintivo que pueden ver nuestros clientes en sus prendas son sus propias iniciales en las camisas.

Hemos realizado estudios de mercado en los que indican que el público reaccionan muy positivamente a no llevar logotipo en sus prendas.

Hemos querido que nuestros clientes vistan bien a precios asequibles para todo el mundo sin tener que guiarse por la marca que lleven. Además que las marcas por lo general elevan el coste de las prendas.

-Actualmente tenéis showroom en Madrid, ¿habéis pensado abrir tiendas convencionales o preferís seguir con el método on line?

Nuestro negocio es principalmente digital pero hemos abierto una tienda en Madrid para que nuestros clientes puedan probarse las prendas y ver nuestros productos. Nuestro objetivo no es abrir muchas tiendas sino tener una tienda referencia en cada una de las ciudades que consideramos clave y así poder mantener los costes fijos bajos pudiendo ofrecer los precios más competitivos posibles.

-Entre vuestros planes de futuro ¿está exportar vuestras colecciones a otro países?

Desde el principio hemos establecido nuestro negocio como global, sin barreras. Estamos trabajando permanentemente nuestra logística para hacer llegar nuestros productos a todo el mundo. A final esta es una de las grandes ventajas que tiene el e-commerce.

De momento estamos haciendo pedidos mayormente nacionales, aunque también hemos hecho envíos a sitios como Alemania, Londres, Italia y Francia.

-¿A que tipo de hombre os dirigís?

El hombre Cloking es una persona a la que le gusta ir bien vestido tanto por el día como por la noche, ir al trabajo en traje o marcar la diferencia con un toque Cool y cómodo a la vez. 
No se centra en la marca sino en el diseño y el patrón de la prenda, por lo que prefiere llevar sus iniciales a un logotipo.

-Y ropa para ellas….¿para cuándo?

 Ropa de mujer no vamos a hacer ya que ya hay muchas marcas de mujer que hacen nuestro modelo de negocio, donde vimos que había una necesidad desatendida era en la ropa de hombre. Lo que si que tenemos en mente para un futuro cercano es la ropa de niño.


Mar Barbero de Zubillaga


 

 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.