Cutículas cuidadas

 


Muchas mujeres dan poca o ninguna importancia al cuidado de las cutículas, esa piel que cubre el contorno de la uña y que retiramos cuando nos hacemos la manicura.


Para no verlas siempre descuidadas, lo mejor es conocer detalladamente cómo debemos tratarlas, qué consejos nos dan las profesionales, cuáles son los productos adecuados o qué técnicas son las más eficaces, sobre todo ahora que llega el verano y el consiguiente calor, que también las afecta, lo que nos cuentan desde los centros de uñas Twentynails en Madrid, y las firmas de esmaltes ORLY (Estados Unidos) y Bio Sculpture Gel, especializada en lacas veganas (Sudáfrica).

No vamos a insistir más en la importancia de unas manos y uñas perfectamente cuidadas. Todas somos conscientes de ello y es algo que apenas puede llevarnos unos pocos minutos durante la semana.

Uno de los mayores quebraderos de cabeza son las cutículas, principalmente su falta de hidratación, para lo que hay en el mercado numerosos productos como aceites emolientes y serums que hacen que después, tanto en casa como ante la manicurista, sea más fácil retirarla al haberse reblandecido.

Bárbara Torres, gerente de los centros Twentynails en Madrid, tiene clara la mejor manera de tratarlas ante este problema: “Lo ideal es aplicar un aceite especial para cutículas todas las noches, junto con una buena hidratación de las manos. También es importante retirar sólo el exceso de ellas cuando se realiza una manicura”. Y es que unas cutículas sanas, hidratadas y correctamente tratadas, marcan la gran diferencia a la hora de lucir manos y como no, manicura.

Berenice Espejo, master educador de ORLY, nos sugiere el uso frecuente y continuado de aceites: “Mi consejo es tener aceite de cutículas con vitaminas siempre a mano, uno en el bolso y otro en la mesilla de noche o en el salón cuando estemos viendo la tele. Es necesario limpiar dos veces al día, una gota en la cutícula y dar masaje, para que el producto penetre, se estimule la matriz y se hidraten no sólo éstas, también la queratina de la uña, haciéndolas más flexibles. Nosotros tenemos aceites específicos para su cuidado como el Cuticle Oil + para cutículas rebeldes y con efecto antiinflamatorio, o el maravilloso Cuticle Care Complex, un acondicionador que además las nutre”.

La opción vegana

La firma sudafricana Bio Sculpture Gel tiene dos productos perfectos para la hidratación y buen estado de las uñas y cutículas: Protein Base y Oxy-Gain Base, totalmente veganos ambos: “La base de proteínas cuenta con una formulación muy interesante, a partir de arginina activa y keratina hidrolizada en partículas biodegradables, para una absorción fácil que ayude a fortalecer las uñas, junto a las bondades del aceite de árbol de té, su vitamina E o la lecitina para favorecer que se vean más sanas, lisas y brillantes” -matiza Maribi Arnedo-, responsable en España de Bio Sculpture Gel.

Por su parte, la base de oxígeno es un producto revolucionario con una formulación especial, que rellena los niveles de oxígeno en la uña natural, humedeciendo (también la cutícula) y nutriendo gracias a las excelentes propiedades del aceite de camelia, entre otros principios activos.

 


API Agencia Prensa Internacional


 

Mar Barbero

<p>Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.</p>

Sin comentarios

Deja un comentario