EMBARAZO SALUDABLE


La clave para un embarazo ligero y confortable.


El embarazo es un momento muy especial en la vida de las mujeres pero, para disfrutarlo a tope, además de cuidar tu dieta y practicar ejercicio físico, te proponemos una serie de cuidados en los que quizás no hayas pensado.

La Presoterapia y el masaje drenante, son dos tratamientos muy  recomendables a partir del segundo trimestre.

Una de las principales preocupaciones de las personas embarazadas cuando hace calor , es conocer cómo mejorar la circulación y reducir la hinchazón de sus extremidades .

La sensación de pesadez se debe principalmente a que el bebé conforme va creciendo, va comprimiendo la zona de las ingles, provocando la retención de líquidos y como consecuencia de ello, un posible aumento de celulitis y aparición de las estrías.

Para prevenir que estos síntomas vayan en aumento, existen varios tratamientos que combinados son la fórmula perfecta para el bienestar y salud de la persona embarazada: Presoterapia y masaje drenante. Según Silvia Cruz, del departamento de Formación de Grupo Cristina Álvarez, “pueden parecer dos tratamientos muy semejantes, pero combinados optimizan los resultados de forma exponencial”.

Gracias al efecto drenante de la presoterapia, favorecemos la diuresis y eliminación de toxinas; prevenimos la aparición de alteraciones vasculares y edema con una mejoría en la circulación sanguínea de miembros inferiores, y, como  resultado,  las piernas se vuelven más ligeras.

PRESOTERAPIA.- Técnica de compresión y descompresión que se realiza con unos pantalones divididos en varias celdas, que a través de la presión de aire por esos compartimentos en sentido ascendente, estimula la circulación y elimina el exceso de líquido de las extremidades inferiores. “En las mujeres embarazadas sólo pueden ponerse programas que lleguen hasta la zona inguinal, evitando así la zona del abdomen”, indica Silvia Cruz.

MASAJE DRENANTE.- Los drenajes linfáticos manuales consisten en realizar presiones suaves en puntos por los que pasa la linfa para favorecer la eliminación de líquidos y la sensación de piernas cansadas. A través de estos masajes indoloros se traslada el líquido acumulado a las zonas linfáticas donde se puede evacuar.
La combinación de estos 2 tratamientos es perfecto para disminuir las retenciones de líquidos y depósitos de grasa. “Las embarazadas no deben empezar con estos tratamientos hasta el segundo trimestre de gestación” aclara Silvia.

Beneficios de esta combinación:

·         Resultados inmediatos.- “las pacientes al finalizar la sesión notan una sensación de confort y ligereza en las piernas”

·         Tratamientos seguros para el bebé y la mamá.- “ninguno de estos dos tratamientos, en manos de un profesional cualificado, implican ningún peligro para las personas embarazadas”, aclara Silvia. La propia aparatología ya viene diseñada con programas específicos para el embarazo.

·         Preventivo de aparición de alteraciones vasculares y celulitis.

Como complemento a los tratamientos, para potenciar aún más su efectividad, Silvia te recomienda los siguientes consejos:

·         Control del peso.- lleva una alimentación sana que evite el consumo de fritos, grasas saturadas y dulces.

·         Bebe mucho líquido.- evitando bebidas carbonatadas y azucaradas

·         Vida activa.- Caminar, nadar, Aquagym o bicicleta, practica una de estas actividades a diario, con un ritmo suave.

·         Utiliza ropa holgada y 100 % de algodón para evitar exceso de calor.

·         Ducha de agua fría en las piernas con movimientos circulares ascendentes.

·         Posicionar varios minutos al día las piernas en alto.

·         Dormir 8 horas diarias y estar tranquilas.


Marola Feduchi


 

Mar Barbero

<p>Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.</p>

Sin comentarios

Deja un comentario