EURODRAMA


Jelou Readers. Vaya fin de semana más intenso nos ha dado Eurovisión este año, (sin olvidarnos de los memes, que son probablemente lo mejor del festival), aunque, como siempre, España se queda en la fila de los pringados.


Como Eurofan, no puedo evitar ofenderme profundamente cada vez que veo los puestos tan sumamente INJUSTOS (excepto el año pasado con el gallo, ese estaba bien merecido) en los que queda siempre España. Es que no hay manera de acertar. ¿Chica guapa, talentosa, vozarrón? ¡Enviemos a Edurne! Resultado: 21 de 26. ¿Canción en inglés, movida, artista de pies a cabeza? ¡Enviemos a Barei! Resultado: 22 de 26. ¿Parejita feliz, enorme talento, carisma? ¡Enviemos a Almaia! Resultado: 23 de 26.Nada, que en Europa caemos mal (excepto para venir a nuestras playas a disfrutar del buen tiempo en veranito, ahí todo el mundo Ole, Ole, Spain, que rica la “servesa” y la “paieia”). Voy a confesar, que yo para Eurovisión era Team “Lo Malo” (bueno, principalmente era Team Aitana, me daba igual con qué canción), y a pesar de ello, Almaia no me parecía una mala propuesta para el festival.

Empezaré diciendo que ambos me parecen bastante adorables, que transmiten muchísimo cuando cantan, y que en especial Amaia, tiene una magia y un carisma tan absolutamente grandes que desde luego le hacen merecedora de haber ganado OT. Ahora, vamos a ser críticos. En España nos encantan porque son nuestros “niños”: hemos conocido su historia, sabemos cómo son y les tenemos cariño. Pero en Europa les importa un comino si están juntos, si no, si se van a casar, o si tienen un hijo en común. De hecho, con lo rancios que son, yo creo que incluso preferirían que se hubieran puesto a discutir ahí para tener salseo. Con lo bonito que es el amor, y lo poco que se valora hoy en día…

Por cierto, LAMENTABLE, y digo LAMENTABLE, la puesta en escena. Una cosa es que sea sencilla, y otra cosa es que no haya de fondo absolutamente NADA. Muy mal los organizadores. Se sabe de sobra cómo una buena puesta en escena puede salvarte el culo muchas veces. Y desde luego a nosotros, con la deriva que llevamos, nos viene muy bien.

Y bueno, no olvidemos la canción. A mí ME ENCANTA, pero vamos a decirlo ya, es un tema para la banda sonora de una película Disney, no para un festival en el que prima el espectáculo. Lo del año pasado debió ser un espejismo.La nueva Beyoncé, el vampiro Ucraniano, la gallinita de Israel (merecida ganadora, por cierto), la Merci francesa… se han comido a Almaia. Y me da mucha pena.

Quiero hacer especial mención al que considero mi segundo país, Irlanda, el cual también está muy infravalorado e hizo una actuación sencilla, preciosa, y que también hablaba de la diversidad sexual. Pero como es Irlanda nadie dice nada… Qué inyustisia.

Volviendo al tema, y para concluír, decir que estoy muy orgullosa de la parejita, que me parece que hicieron una actuación más que digna, y que desde luego merecían más. Y sí, Amaia, yo también creo que el puesto es un poco mierda. Bueno, un poco no, lo es.

Eso sí, hago una petición formal desde aquí para que el año que viene enviemos a Aitana War. A ver si nos hacen caso de una vez, y conseguimos pasar del puesto 20 en algún momento…


Mika Mellark


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario