FELY CAMPO, IMPARABLE


Después de sus exitosas participaciones en la Bridal Week de Madrid y Barcelona, Salón de la Moda Interbride de Düsseldorf y Showroom de Guffanti de Milán, la diseñadora salmantina sigue emocionándonos con su colección Celebration.


Se trata, sin duda, de una celebración apasionada de la vida.  Y esto es precisamente lo que quiere trasmitir Fely Campo con su colección.

Intensos amarillos, rosas, estampados con mucho color, organzas, sedas, brocados y brillos que inundan las pasarelas.

Fely busca a una mujer que quiera celebrar su vida con estilo, una mujer con un sentido de alegría y pasión sin perder el toque de una silueta profundamente femenina.

En esta colección recordamos la sofisticación, una elegancia unida al color. La sensación de seda y organza crea una ligereza de verano, mientras que los ricos estampados florales sugieren cócteles en las perezosas noches estivales, con el vidrio en la mano, deseando al mundo.

Desde su maravilloso atelier, lleno de luz y espectaculares vistas a la sierra salmantina, tuvimos la oportunidad de disfrutar, puntada a puntada, de todo el proceso de creación, exposición y posterior distribución de sus modelos.

Con una energía desbordante, la diseñadora nos transportó a su mundo creativo. Nos contagió su pasión por el trabajo bien hecho y nos hizo comprender su filosofía y su manera de entender la moda, su compañera de viaje, desde que era niña y jugaba a vestir a sus muñecas recortables.

Nos explicó como, con tan solo tocar una tela, es capaz de ver el vestido terminado. Su creatividad no tiene límites y sus ganas de trabajar, tampoco. Necesita estar cerca de sus colaboradores (de hecho, su despacho está en el centro del atelier, rodeada de máquinas, telas, tableros de diseño y ordenadores) y le parece imprescindible que la gente que trabaja con ella se sienta cómoda y le considere como una más del equipo.

Cuando nos enseña sus colecciones, en una impresionante sala, de decoración exquisita y que sirve para pequeños desfiles al más puro estilo Dior o Chanel de los 60, lo hace con tanto entusiasmo que nos hace pensar que sus trajes podrían ilustrar, de forma pintoresca, el carácter y el espíritu de una sociedad o de una época determinada.

Como los universalistas, aboga por un mundo menos homogéneo y con un mix de culturas que dibuje contrastes imperceptibles.

“Lo que quiero transmitir a través de mis vestidos es un sentimiento y una pasión por lo que es mi oficio y mi profesión: la moda, la manipulación de los tejidos, su tacto, su volumen y su comportamiento cuando trabajas con ellos, los mezclas y les das forma, para finalmente cobrar vida cuando una mujer se pone un vestido, camina con él, se mueve en él, se siente con él, respira con él, vive con él, esto es algo mágico.”

Y nosotros damos fe de ello porque nos hemos visto contagiados de esta magia entre los más de 4000 vestidos (dispuestos para su venta en España, Italia, Reino Unido, Alemania…) del universo Fely Campo.


Mar Barbero de Zubillaga


 

 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.