¡Pestañazas!


Si tienes pestañas, pero te apetecen “pestañazas”, nada mejor que las extensiones.


Al igual que ocurre con los delicados engranajes del reloj, cuyos movimientos milimétricos del experto relojero, hacen que funcione con increíble precisión, las extensiones de pestañas necesitan de una mano precisa, certera y delicada.

Este protocolo beauty que gana adeptas año tras año y que se aplica pestaña a pestaña (a tan sólo 1-2 mm de la raíz) gracias a un pegamento hipoalergénico, promete alargar, curvar, rasgar y/o densificar la mirada en apenas hora y media. Por ese motivo, no es de extrañar que sea uno de los tratamientos must have del verano. Bien lo sabe Claudia Romero, CEO de MÍRAME LASHES & BROWS, para quien los cosméticos de M2 BEAUTÉ son piedra angular de tan delicado protocolo. Y es que gracias a sus fórmulas se consigue “alargar su duración, fortalecer las pestañas naturales o mantener el pegamento hidratado y flexible, para que la colocación de las extensiones sea aún más efectiva”.

Agrandan la mirada, ahorran tiempo a la hora de maquillarnos y aportan ese “je ne sais quoi” al rostro, que consiguen que nos veamos más guapas recién levantadas. Por si fuera poco, logran un efecto parecido al de la máscara, pero más natural y duradero, convirtiéndolas en uno de los protocolos más demandados del verano.

¡No es de extrañar que quien las prueba repite! Eso mismo les ocurre a muchísimas de las clientas de MÍRAME LASHES & BROWS, cuyo “90% utiliza algún producto de M2 BEAUTÉ por su capacidad para maximizar la duración de las extensiones de pestañas” explica Claudia. “Estos cosméticos son sinónimo de éxito, y forman el tándem perfecto con las extensiones. Los resultados se ven, se notan y ayudan sustancialmente a que las extensiones duren más, a la par que fortalecen y mantienen mucho más sanas las pestañas naturales” añade.

La técnica, aparentemente sencilla, consiste en pegar una a una las pestañas sintéticas o naturales con la ayuda de unas pinzas y un pegamento hipoalergénico, totalmente inocuo para el ojo. Éstas se colocan a 1 ó 2 mm de la raíz para no dañar las pestañas naturales y evitar posibles alergias.

Este procedimiento increíblemente meticuloso precisa previamente de unas pestañas sanas, hidratadas y flexibles, para que las extensiones puedan adherirse más fácilmente. “Tenemos clientas que usan extensiones de pestañas desde hace 4 años y a ellas les recomendamos EYEZONE CONDITIONING CARE COMPLEX, un acondicionador que gracias al ácido hialurónico, mantiene el adhesivo hidratado y flexible, haciendo que las extensiones duren más”.

En cuanto a la duración de las extensiones de pestañas, es de 4 a 5 semanas, aunque se recomienda un mantenimiento cada 15 ó 20 días si se quieren llevar de forma permanente. “Con M2 BEAUTÉ la duración se alarga gracias a tratamientos como EYELASH ACTIVATING SERUM, que favorece que la caída de nuestras pestañas naturales sea más lenta, y por ende la de las extensiones también”.


Mika Mellark


 

Mar Barbero

<p>Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.</p>

Sin comentarios

Deja un comentario