SKINS


(ALERTA SPOILERS) Si lo que buscas es una serie que enganche, que te haga estar atento a la pantalla, y con la que identificarte…¿a qué esperas para ver Skins?


Puede que esta sea sin duda, una de las series que más me ha marcado en toda mi vida. Divertida, dramática, exagerada y loca, Skins tiene absolutamente TODO lo que se necesita para crear salseo del bueno.

Un grupo de adolescentes que viven en Bristol,Inglaterra,serán los protagonistas de unas aventuras que mezclarán drogas, sexo, amor y SALSEO. DE VERDAD QUE HAY MUCHO SALSEO. Hay un total de seis temporadas, y tres generaciones diferentes, con un capítulo dedicado a la historia de un personaje concreto. Elegir entre alguna de ellas es como escoger entre tus propios hijos, pero debo decir que la segunda fue la que más me hizo disfrutar, a pesar de que me encantan todas y cada una de las generaciones.

Hablaré primero de la generación número 1, la de Tony, un manipulador al que al principio no podía soportar por lo mal que trataba a todo el mundo y al que cogí cariño muy al final. En su historia le acompañan Cassie, uno de mis personajes favoritos, a pesar de que creo que empeoró de una generación a otra; Michelle, su novia, (muchos la odian, a mí me flipa), Sid, que me ponía MUY NERVIOSA por la poca sangre que tenía en las venas y lo mal que trataba a veces a Cass. No me olvido de Anwar y sobre todo de Maxxie, que merecía más protagonismo. Y dejo lo mejor para el final: CHRIS Y JAL, LO MÁS ADORABLE DE LA HISTORIA, THEY DESERVED BETTER. En serio, qué final más injusto, más triste y más todo. Lo único que puedo decir es… Fuck it for Chris!

La segunda generación ( mi debilidad) cuenta con Effy,la hermana de Tony, que probablemente sea el mejor personaje de toda la serie. Tiene muuuuchas taras en la cabeza, pero es una auténtica REINA. Su historia tendrá un triángulo amoroso bastante pesado con Freddie, que es muy majo pero muy aburrido, y Cook. Este es un auténtico desastre y bastante cerdo, pero en el fondo es un niño sin amor que consigue meterse a todo el mundo en el bolsillo.  Continúo con Pandora y Thomas (sorry, no les shippeo, su relación acaba siendo tóxica, y Thomas tendría que haber acabado con Katie, SÍ LO DIGO), y JJ, que de verdad, qué hombre más adorable y más infravalorado. Hablando de Katie, en la tercera temporada me apetecía darle un buen guantazo y después me dejó alucinada con su evolución. Y por último, mi OTP máxima : NAOMILY. Una relación que a pesar de tener altibajos, siempre me ha parecido maravillosa, y cómo no, con final injusto. Creo que soy gafe.

Por último, la tercera generación, la única en la que no hay conexión entre personajes. Voy a empezar esta vez por aquellos que NO me gustan. Habrá quien me mate, pero no soporto a Matty, es un tío muy pesado y tóxico. Tampoco me hace mucha gracia Liv y su falta de personalidad a veces. Quitando a estos dos, el resto son geniales. Nick es un buenazo, aunque al igual que Tony, al principio no le tragaba. Me gustan Rich y Grace (ella sobre todo, es demasiado cuqui) aunque tampoco es que me apasionen. A pesar de ello, hay que admitir que su relación era la más pura. Alo es brutal ( y un auténtico actorazo) y Mini otra reina pero… POR SEPARADO. No puedo evitarlo, su relación me parece absurda y forzada. Y además, shippeo a Mini con Frankie. Esta última es mi preferida y me da igual lo que digan los demás, es un gran personaje, aunque en la última temporada se la cargaron. Tenía potencial para hacer algo más interesante. Bullocks…

Podría hacer mil comentarios más, pero entonces nos quedaríamos hasta mañana leyendo, y no queremos eso. Para ir terminando, tenéis… bueno no, DEBÉIS, ver esta serie, demasiado poco conocida para lo genial que es. Aunque aviso, la pequeña rotura de corazón cuando acaba es bastante dolorosa, a pesar de que, como dice Effy…

 

 Excepto Skins.


Mika Mellark


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario