Como ellas…las más bellas


Locas por el gringe. Vuelve el flequillo largo en melenas capeadas.


Brigitte Bardot y Jane Birkin, dos iconos de la moda francesa de los 60/70, pusieron el flequillo gringe (unión de fringe con grown out) y esta temporada está causando furor. Sólo tenemos que observar como, en los últimos meses, varias celebrities y figuras relevantes como Kate Middleton o Kate Moss se han apuntado a esta tendencia.

Si no sabemos que hacer con nuestro pelo y no digamos con el flequillo, la solución pasa por volver al gringe, esa especie de flequillo libre e indómito que no requiere de tanto cuidado ni formas de sujetarlo.

En los últimos meses hemos podido verlo en la mismísima Kate Middleton pero también en Sienna Miller, Alexa Chung, Jennifer López, Zoey Deschanel o Penélope Cruz. Desde el salón David Künzle, Paul Tudor, nuevo director de su recién estrenado local de Fuencarral, tiene la clave para que resalte más y sea todavía más fácil mantenerlo: “En primer lugar, no requiere de tanto corte como el flequillo clásico que todos conocemos, aunque sí de un cierto volumen que podemos aumentar con el secador, para que no se pierda ni confunda entre el resto de la melena. Aconsejo a todas aquellas que quieran probarlo, que primero dejen crecerlo para así poder desfilarlo después”.

Otra ventaja del gringe es su comodidad, incluso ahora que con la llegada de la primavera y el calor puede resultar molesto en algunas mujeres, y también su efectividad a la hora de remarcar nuestras facciones o la propia mirada, además de disimular complejos como puedan ser una frente ancha o prominente. David Lesur, director del salón David Künzle, nos hace un repaso por la historia del gringe: “Es una inspiración del look que llevaban los integrantes de los Rolling Stones y la propia Jane Birkin, todo un icono en Francia. Consiste en una melena totalmente capeada que queda mejor en cabellos finos o medios. El largo es muy variable, pues las versiones van desde la mandíbula hasta por debajo del hombro, que tienen en común un flequillo muy largo y muy desfilado y unos contornos totalmente irregulares”.

Aunque los hombres no se han atreven tanto con el gringe, conocemos los casos de Zac Efron, Ewan McGregor o Benedict Cumberbatch, que lo han lucido en diversas galas o entregas de premios sin perder ni un ápice de masculinidad, muy al contrario: “Sientan de maravilla a las personas con rostros redondos porque las mechas que cubren la frente dan la ilusión de un rostro más estrecho. También tienen el don de suavizar las caras cuadradas, pero sí es cierto que son las mujeres quiénes más se arriesgan con este flequillo, de hecho, ya lo han adoptado it girls como Veronika Heilbrunner, las actrices Carlson Young, Sienna Miller o Jennifer López, además de modelos y referentes de la moda como Georgia May Jagger o Alexa Chung” – matiza Lesur.


MBZ Comunicación


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.