SALIVANDO!!!


La boca es la primera barrera de defensa del cuerpo…


Xerostom, con una tecnología mundialmente patentada, es una línea de productos española que activa la función salival hasta un 200%, tal y como lo ha demostrado un estudio clínico realizado en la Universidad de Nueva York.

La boca, gracias a la saliva, es la primera defensa frente a virus y bacterias. Además, es la que nos ayuda a disfrutar del mejor beso, del sexo, de un buen plato y de hacer una digestión correcta. Por ella reaccionamos a estímulos como el hambre, el deseo o el estrés. La saliva, a la que no se ha conseguido imitar, es la primera línea de defensa del cuerpo contra las infecciones. Al tragarla pasa al aparato respiratorio y lo hidrata constantemente, evitando que entren gérmenes. Una boca y una nariz hidratadas, son calidad de vida.

La saliva es mucho más compleja que el plasma. Fabricamos un litro y medio de saliva al día y, aunque un 99% es agua, en el 1% restante están las proteínas y enzimas con funciones únicas e indispensables antibacterianas y antifúngicas. Estas eliminan muchos de los microbios que entran en la boca al comer, al respirar o simplemente cuando nos llevamos los dedos inconscientemente a ella. La saliva, además, previene y mejora la faringitis y combate el mal aliento.

Xerostom no sustituye al flujo salival, sino que lo aumenta y tiene la función de protegernos frente al desgaste y la erosión dentales. Su fórmula incluye la combinación, mundialmente patentada, de aceite de oliva virgen extra (Capacidad antimicrobiana, efecto protector, acción antiinflamatoria y poder anticaries) xilitol (edulcorante natural anticaries. Su índice glucémico es muy bajo, por lo que es apto para personas con diabetes) y betaína (derivado aminoácido obtenido de la remolacha. Muy hidratante).

Es importante conocer que patógenos extraños, como el COVID 19, se introducen en la cavidad oral y por la vía nasal, en menor número. Luego se reproducen en la orofaringe (tercio posterior de la lengua, paredes laterales y posteriores de garganta y amígdalas).

De allí pasan al aparato respiratorio y luego al digestivo. Estos virus se asientan en la mucosa y, si mantenemos una buena higiene oral y la necesaria hidratación de la misma, le dificultamos la entrada al organismo y el acceso al sistema respiratorio.

Investigaciones llevadas a cabo en Japón y EEUU han demostrado que la disminución de la función salival e hiposalivación o xerostomía es un factor de riesgo para infecciones respiratorias

El COVID 19 es un virus muy complejo y el curso grave de la enfermedad está ligado a la edad. La tendencia actual es creer que la hiposalivación en las personas mayores o vulnerables puede ser uno de los factores clave en la diferencia entre el curso de una enfermedad y otra.

La boca es la puerta de entrada al cuerpo. Si no quieres que entren ‘malhechores’ tienes que tener el portal sin trastos, recovecos, limpio y despejado. Cuanto menos limpia esté la mucosa más gérmenes puede retener; por eso tiene que estar perfectamente hidratada.

Además, tenemos que tener en cuenta que la pandemia nos obliga a permanecer mucho más tiempo en casa, en un clima más reseco por las calefacciones y la falta de aire puro.

La mascarilla es un filtro para la humedad del aire que, en condiciones normales, debería ser muy alta (70% aprox.) y, sin embargo, por efecto de la mascarilla, el aire entra en la boca con un grado de humedad muy bajo. Eso nos obliga a esforzarnos más al hablar, nos agota, nos produce irritación y más ansiedad.

En esta época difícil, el consumo de ansiolíticos y antidepresivos se ha disparado por el aumento del estrés y la ansiedad. Más de 1.500 medicamentos producen sequedad en la boca.

También la provocan las enfermedades reumáticas, el Alzheimer, el abuso de alcohol o tabaco, algunas dietas y la menopausia, entre otras causas.

Síntomas: sed, dificultad al tragar o masticar, mal sabor de boca, caries, fisuras en los labios, insomnio, irritabilidad, disminución del sentido del gusto, etc.

Por lo tanto, mantener la boca hidratada se hace imprescindible pero, ¿sabes como hacerlo? 

La Doctora Beatriz Vilaboa, Especialista en Estética Dental y Prótesis / Fundadora Clínica Vilaboa, nos da los siguientes consejos:

  • Diseña una correcta higiene oral. Por la noche no fabricamos saliva. No olvides lavarte los dientes para no dejar tu boca indefensa. Utiliza diariamente la línea de higiene oral Xerostom: cepíllate los dientes 3 veces al día con su dentífrico  y seguidamente deja que el colutorio enjuague e hidrate toda la boca.

  • Mastica bien los alimentos para estimular la secreción de saliva y facilitar la digestión. Si sientes dificultad en el momento de la masticación o al tragar por la falta de saliva, aplica Gel  antes de cada comida. Mantendrá la boca lubricada y disminuirá el roce de los alimentos reduciendo así el dolor.
  • Y recuerda: siempre es más sano lo que se mastica que lo que se traga directamente.
  • Bebe mucha agua, come sano y sigue una dieta mediterránea.
  • No estés mucho tiempo sin beber ni comer nada, ya que se reduce la salivación y se acentúa la sensación de boca seca. Utiliza el Spray y los comprimidos cuando lo necesites, sentirás alivio inmediato de la sed y estimularás la producción de saliva.
  • Evita el tabaco y el alcohol, que causan sequedad bucal.
  • Antes de acostarte, además de tu ritual de higiene oral, impregna tu boca con  el Gel y mantendrás tu boca hidratada.


Mke


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.