SEXO A PARTIR DE LOS 50

MAZY

Tabúes y mitos de la sexualidad en la madurez


En torno al sexo siempre ha habido tabúes y mitos, como el que a medida que las personas envejecen, ya no les interesa practicarlo. La realidad es que muchos estudios indican que los adultos mayores de 50 años son bastante activos en la cama.

Y aunque, por supuesto, el envejecimiento causa cambios físicos que podrían influir en la vida sexual de una persona, hay más un sinfín de razones relacionadas con la salud física y emocional para seguir teniendo relaciones sexuales, sólo hay que adaptarse a los cambios. 60 y mucho +, la plataforma multisectorial que da voz a los seniors, nos lo cuenta todo acerca de este tema.

  • Verdad

La sexualidad es algo inherente en el ser humano, no tiene por qué tener fecha de caducidad. La edad no debe ser un condicionante, de hecho, el sexo puede ser mejor pasados los 50. A esa edad, se tiene mayor seguridad personal, menos complejos y ya no se tienen tantas expectativas idealizadas del encuentro sexual.

  • Mito.

Debemos acabar con el mito de que tras la menopausia el deseo sexual femenino desaparece. O que el interés de las mujeres va disminuyendo. El deseo o apetito sexual depende de las circunstancias personales, del tipo de relación, del estado de salud y del bienestar psicológico y emocional, y puede variar a cualquier edad. Además, a partir de los 50, desaparece uno de los grandes temores para la mujer, poder quedarse embarazada, lo que quita un gran peso mental y añade un mayor disfrute al encuentro sexual.

  • Verdad.

Es cierto que una reducción en los niveles de estrógenos puede provocar resequedad vaginal, lo que puede causar dolor durante las relaciones sexuales. A medida que las mujeres van cumpliendo años, tendrán menos lubricación vaginal natural. Por fortuna, existen medicamentos recetados que contrarrestan la resequedad de los tejidos vaginales. También, son útiles los lubricantes y los juguetes sexuales.

  • Mito. 

Siempre se ha creído que, a partir de cierta edad, los hombres no pueden mantener relaciones sexuales. En el caso de los hombres, la disfunción eréctil puede ser un problema común ocasionado por la disminución natural en los niveles de testosterona. Las erecciones son más lentas y se vuelven menos firmes y frecuentes.  Lamentablemente, muchos hombres se angustian, exacerbando así el problema. La ansiedad estrecha las arterias que llevan la sangre al pene, lo que dificulta aún más las erecciones. Además, muchas afecciones como la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiacas, el colesterol elevado y la hipertensión arterial, pueden interferir en las erecciones, pero existen fármacos y alternativas para paliar este problema.

  • Verdad.

La sexualidad es beneficiosa a cualquier edad. Practicarla potencia el sistema inmune, quema calorías, fortalece el corazón y regula la presión arterial, ayuda a prevenir el cáncer de próstata, previene el estrés… Además, también tiene beneficios psicológicos muy importantes, mejora la autoestima, la fantasía, la felicidad y los afectos con las personas.

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: