SCOTTA, IMPRONTA RENOVADA

Mazy.

Con nueva identidad de marca y acompañada de imagen visual y logotipo diferente…


La compañía de moda y lifestyle, ha rediseñado su marca.

Se trata de una evolución con el foco puesto en las personas que la disfrutan, que conecta con la realidad sin renunciar a su esencia, porque la moda no debe definir a las personas, sino permitirles ser, expresarse auténtica y libremente.

“Freedom to be free” es su brand statement.

La firma renueva su marca para reforzar su apuesta por la calidad en el detalle y en el conjunto, por la defensa de la creatividad, la libertad, con prendas versátiles “made to last”, por su diseño atemporal y su composición. La implementación de la nueva identidad corporativa se llevará a cabo de forma paulatina en los próximos meses, en todos sus canales de expresión: tiendas, packaging, web y redes sociales.

“La evolución y el cambio viene acompañado de una necesidad que percibimos que necesitábamos dentro de la compañía. Esta evolución pasa por afinar y sofisticar el impacto visual y ofrecer una estética y una nueva forma de comunicarnos con el cliente que acompaña y potencia la estrategia de la compañía”– asegura Marta Magaña, Directora de Marketing e Innovación.

De sus atributos anteriores, el imagotipo mantiene la moto pero se irá desprendiendo del año de creación y, aunque mantiene intacta su denominación, también evoluciona la tipografía. Toda la esencia en una sola palabra: Scotta. Con conceptos de vanguardia, versatilidad y libertad, pero también los de esencia, identidad y autenticidad.

Se trata de instaurar una nueva filosofía de vida para los profesionales que la hacen posible y también para quienes la disfrutan. En definitiva, creer en las personas para seguir creciendo.

Al cambio del logotipo le acompaña una nueva narrativa que da alma y vida a la marca. La nueva estrategia de marca, además de identificar a las prendas con la firma y respaldar su calidad y su diseño, aporta una dimensión más emocional, definiendo un territorio propio, con mayor capacidad de generar reconocimiento y preferencia.

Los valores que defiende se basan en la vitalidad creativa: disfrutona pero no anárquica; la calidad constante: exigente pero no exclusiva; la realidad evocadora: práctica pero no aburrida; el orgullo compartido: segura de sí misma pero no egocéntrica; y el magnetismo natural: sugerente pero no ilusa.

El decálogo de la marca es otra de las novedades; ser fiel a uno mismo, con sencillez, elegancia innata y magnetismo natural.

No se dirige ni a un público masivo, ni a otro elitista. Cuida especialmente a quienes creen en la marca, sin colectivizar a las personas, una comunidad que no define, sino que valora y premia cada manera única de vivir, conectando con su autenticidad.

La modernización del logotipo es la expresión visible de la auténtica transformación que está viviendo la compañía, que gira su mirada hacia el entorno y las personas.

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.