VIAJAR A TRAVÉS DEL CABELLO


Os proponemos cuatro colecciones que interpretan el mundo…


Las propuestas de Gonzalo Zarauza, Manuel Mon, Rafael Bueno y José García nos recuerdan qué es verdaderamente un viaje, justo ahora que no podemos emprenderlo.

El cabello es siempre el punto de partida de un viaje cultural, étnico, social, histórico y simbólico. Más aun a través de las interpretaciones que hacen algunos de los grandes peluqueros de nuestro país inspirándose en algunos lugares del mundo como Japón, México, Escandinavia o Tailandia. Una interpretación que nos conmueve y nos invita a una transformación interior que es lo que es en realidad un viaje: un trayecto personal hacia lo desconocido en el que nos descubrimos a través de los ojos del otro. Qué hay de ti en mí y viceversa. Qué nos une y qué nos diferencia hasta enriquecernos.

Las propuestas son una apertura hacia el otro, un dejar que su impronta no sea un elemento ajeno, sino que forme parte de lo que somos. Y al mismo tiempo nos descubrirnos a través de los ojos que nos miran, una puerta abierta hacia la conversación entre dos mundos desconocidos que conectan.

⇐Junya de Gonzalo Zarauza: reinterpretando la cultura japonesa ⇒

Junya es un homenaje al creador japonés Junya Watanabe, sobre todo a su trabajo en la colección de otoño-invierno 2015: Origami (papiroflexia en japonés) y a la que se refirió posteriormente como panel (honeycomb). Una colección que aglutina su visión de la tradición y la refleja sobre el cuerpo mostrando todas las posibilidades geométricas y cromáticas de este arte. Gonzalo Zarauza realiza su propia interpretación a través de looks muy elaborados para dar forma a ese conocimiento forjado a través de los siglos que aparece con una estética limpia, simple con la intención de no saturar el ojo para poder llegar al alma: “He intentado emular con el cabello ese tratamiento diferente que Mr. Watanabe imprime a los tejidos. Un toque minimalista, pero a la vez sofisticado propio de la cultura japonesa.”, afirma Zarauza.

⇐Karen de Rafael Bueno: la simbología tailandesa de la mujer ⇒

Karen, el nombre de la tribu en la que viven las mujeres jirafa en Tailandia, fue el punto de partida de la inspiración de una colección que ahonda en la simbología de este grupo étnico más allá de los famosos collares. El cuerpo es más que un adorno y se convierte en la interpretación de la condición femenina y social mediante los conocidos collares de cobre, así como collares de cuentas, diademas de flores y otros trabajos sobre el cabello llenos de color. Las mujeres crean sobre sí mismas un ajuar estético para explicar quiénes son y cuál es su rol. En palabras de Rafael Bueno: Sus llamativos collares, los turbantes de colores y las flores en el cabello son su mayor signo de identificación. Cada imagen representa una parte destacada de sus vidas.”

⇐ Lapin & Värit José García: la luz pálida de los paisajes nórdicos ⇒

La colección investiga la variedad cromática de los tonos fríos como el blanco o el beige y a través de ellos nos sumerge en un universo gélido en el que los matices y las texturas se contraponen con una delicada suavidad. Son una interpretación de los paisajes helados de los países nórdicos en los que la dureza del medio aparece en el modo de mirar el mundo. Así, los jerséis de nudos pesados contrastan con la pureza de líneas ligeras que se separan por una leve gradación tonal. Para José García en este trabajo: “Los colores rubios congelados son el punto de encuentro entre los pelirrojos suavizados por texturas escarchadas y los dorados que lucen gracias a sus deslumbrantes reflejos. Los sofisticados cortes realizados con figuras geométricas definen una silueta en la que el cabello se convierte en protagonista de la imagen.”

⇐ Ha de Manuel Mon: la belleza indómita de México ⇒

La colección es un viaje a la mitología maya mexicana en la que belleza es tan poderosa como temida. En palabras de Manuel Mon: “Nicté-Ha, flor de agua fue la hija del guardián de un cenote sagrado en la actual Yucatán. Su belleza fue legendaria, provocando conflictos y enfrentamientos. Enamorada de un príncipe maya, fue transformada por amor en un nenúfar de agua.” Esta fuerza indómita se revela en máscaras que enmarcan la mirada y se sobreponen a tejidos de animales salvajes. La cabeza es adornada con tocados y un largo cabello cargado de simbología de poder. Sobre el pecho adornos que son verdaderas joyas de artesanía, plumas y elementos vegetales que conectan a la mujer con la divinidad y a la vez con una naturaleza sagrada que reivindica su trono.


Mar Barbero de Zubillaga


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: