BÓTOX

Mika Mellark

Verdades y mentiras


Se trata  del tratamiento más demandado para tratar el envejecimiento de la piel.

La medicina estética cada vez está más extendida entre todas las edades de población. Hoy en día están disponibles multitud de tratamientos para abordar cualquier edad, tipo de piel o grado de envejecimiento.

Uno de los tratamientos más demandados y utilizados tanto en España como en el resto del mundo es la toxina botulínica. Actualmente en nuestro país están aprobadas tres toxinas, Bocouture de Merz Aesthetics, Vistabel de Allergan y Azzalure de Galderma.

Hay otras toxinas no autorizadas en España de manera legal, por eso es fundamental solo dejarse asesorar por un buen profesional médico y exigir la información detallada del producto que nos van a aplicar.

Si hay algo en lo que coinciden los grandes profesionales médicos es en que la toxina botulínica es una de las técnicas de rejuvenecimiento más eficaz y segura del mercado: porque favorece la prevención de arrugas y, aplicada siempre por manos expertas, garantiza la naturalidad de sus resultados.

El Bótox, hasta el momento, es la mejor técnica antienvejecimiento.

Muchas veces hemos escuchado los falsos rumores que circulan sobre la toxina botulínica? Que si “hincha” la cara o paraliza el rostro… La realidad es que este tratamiento no rellena (por lo que no hincha) ni paraliza, sino que relaja el músculo. Además, el tratamiento es rápido y seguro: no dura más de 10-20 minutos y la comodidad del paciente es máxima, pudiendo recuperar la rutina diaria de inmediato.

Entonces, ¿qué ocurre cuando nos inyectan toxina botulínica? Lo que realmente sucede es que disminuye la fuerza del músculo donde se aplica de forma no permanente. Y esto permite modular ciertos movimientos faciales que van a modificar la expresión y disminuir las arrugas, previniendo también su aparición.

Su éxito es tal que los médicos lo consideren como el Nº 1 de los tratamientos médico estéticos. Tal y como la define el doctor Jaime Tufet, director médico de Clínica Tufet en Barcelona, “la toxina botulínica es el tratamiento más eficiente en medicina estética”. Utilizada principalmente en la frente, entrecejo y patas de gallo.

Bocouture, la toxina botulínica Tipo A de Merz Aesthetics, es  la única toxina botulínica que no contiene proteínas complejantes que están relacionadas con la producción de anticuerpos. Algo más importante de lo que imaginas porque si nuestro organismo los llegara a generar, la toxina dejaría de hacer efecto. Otra característica a su favor es que no necesita almacenarse en frío, lo que evita problemas que pueden generarse si se rompe esta cadena. Además, no tiene un efecto de inmediato, si no que va actuando de manera gradual sobre el rostro pasados unos días, por lo que su efecto es súper natural

Es muy importante recordar que, no es un relleno y no paraliza el rostro.

Otra de sus ventajas es que el resultado se aprecia a los pocos días: los resultados de inyectar toxina botulínica son visibles entre el tercer y décimo día, y al tener un efecto progresivo, nadie notará un cambio brusco en el rostro. Generalmente se produce una mejoría en el aspecto de las arrugas y líneas del tercio superior de la cara.

El efecto puede durar hasta 4 meses después de la inyección y se puede repetir entre 2 y 3 veces al año.

Merz Aesthetics, es una una empresa de medicina estética con una larga trayectoria en la motivación de los profesionales de la salud, los pacientes y los empleados para que afronten su día a día con confianza. Su objetivo es ayudar a las personas de todo el mundo a verse, sentirse y vivir como las mejores versiones de sí mismas, sin importar cómo lo definan.

Clínicamente probada, su cartera de productos incluye inyectables, dispositivos y tratamientos para el cuidado de la piel diseñados para satisfacer las necesidades de cada paciente con los más altos estándares de seguridad y eficacia.

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: