CHESKA, FEMINIDAD EXTREMA


Con mascarilla, pero más femeninas que nunca…


Desde Cheska apuestan por una feminidad total que se expresa a través del cabello, máximo, protagonista de sus looks. María Baras, nos cuenta todos los secretos.

Se trata de una colección de contrastes en las que tiene cabida, desde el corto más extremo, al largo XXL, y que propone estilos que no requieren retoques frecuentes en el salón, tanto en el corte como en el color.

Melena XXL

Un cabello extralargo, ya sea en liso con una ligera onda rota o con ondas de sirena, súper sano y con un rubio en degradé con la raíz fundida. Este tipo de rubios, que alargan el verano, tan típicamente cheskianos, y que siempre se llevan, hacen un efecto contouring en el rostro, que se consigue aclarando por mechones el contorno de la cara, los medios y las puntas. Con estos tonos, se preserva el aspecto de pelo veraniego aclarado por el sol, tan típico del cabello de los niños, muy natural y favorecedor.

La raíz se muestra ligeramente más oscura, con un efecto fundido, que no requiere estar retocándolo constantemente: con dos veces al año es suficiente. En el corte vuelven las capas, para contornear el rostro y hacer que se muestre más claro y con más movimiento. Las capas, largas e invisibles, aportan movimiento y textura.

Melena midi

Más comercial, en otro rubio, también muy cheskiano, más nórdico, con mucha luz desde la raíz pero que también hace un favorecedor efecto degradé. Se trata de un look muy luminoso trabajado con babylights y balayage en tonos fríos, mezclando el beige con el nórdico, perfecto para iluminar el rostro en los meses de frío, cuando la piel tiende a estar más apagada. En el corte vemos de nuevo las capas, con largo a la altura de la clavícula y capeado frontal, y con capas superiores que dan volumen y mucho movimiento a la melena. Es una de nuestras tendencias de este otoño. El flequillo aporta versatilidad al corte, y un aspecto juvenil.

Minibob con efecto carré

La tercera propuesta de la colección es un minibob con flequillo, una melena corta que enmarca la mandíbula y sube hacia la boca, ligeramente redondeado para enmarcar el rostro. Es una reinterpretación con aires parisinos del clásico carré, un poco más redondo con capas ligeramente ascendentes, y un flequillo corto que deja ver las cejas.

Para conseguir un efecto muy luminoso el color se potencia con un baño de brillo en tono avellana, un poco rojizo; y, con babylights en tonos avellana muy naturales, perfectos para las morenas, pues aportan un efecto bidimensional que evita que la melena se vea plana y proporcionan muchísima luz.

Corto boyish ultra femenino

La colección se completa con un look súper corto, a lo garçonne, un corte boyish pero con mucho estilo y que, pese a ser corto, es muy femenino gracias a los matices que incorporamos en los finales del corte: la patilla, afinada; la nuca en degradé, el flequillo corto pero que se mueve y es muy versátil, pues se puede peinar de muchísimas formas: hacia arriba, hacia abajo, hacia un lado, con efecto wet… Es un look muy sexy y favorecedor, que tiene, como valor añadido, una comodidad extrema y que se lleva muchísimo. El color es un castaño chocolate.

 


Mar Barbero de Zubillaga


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: