MANIPEDIS PARA PEQUES


Durante el año escolar las manicuras y pedicuras infantiles brillan por su total ausencia, no suelen lucirse en colegios por distintas razones…


…Y es en la temporada de verano, cuando muchas niñas se atreven con los dibujos, formas y colores que más les gustan, generalmente flúor, rosas, naranjas, amarillos chillones y combinaciones de varios tonos.

A las niñas, al menos en España, les atraen los colores vivos, llamativos, glitter y con purpurina, siendo los flúor sus preferidos. Además del brillo, les encanta combinar colores en distintos dedos: rosa el pulgar, amarillo el índice y verde lima el anular, por ejemplo.

Dauri Jerez, manicurista en Twentynails, recibe a muchas niñas en esta época del año, cuando han terminado el cole y ya están de vacaciones de verano, momento en el que pueden hacer y ponerse lo que les de la gana o permitan sus padres y madres: “Por lo general tienen poca paciencia, no aguantan con las manos bajo el secador ya que son muy nerviosas y quieren terminar cuánto antes. Pese a lo que se pudiera pensar, les gusta más pintarse las uñas de los pies que de las manos, y aunque siempre escogen colores muy extremos, en cuánto a rosas no filtran demasiado y eligen casi todos, incluso los más nude. Lo que sí hay que hacer con ellas es proteger sus uñas con una base, pues tienden a usar esmaltes baratos y de poca calidad, y se las destrozan”.

Esmaltes en formato mini, sin gluten y con mucho brillo.

Andrés Martín, de la firma norteamericana de esmaltes ORLY, hace hincapié en la importancia de que los esmaltes sean lo más naturales y orgánicos posible, incluso sin gluten para aquellas niñas intolerantes a esta proteína con tendencia a morderse las uñas, práctica muy habitual a esas edades. Por otra parte, cuentan con unas lacas de atrevidos colores y en formato mini que son ideales para que las niñas puedan llevarlas en sus bolsos bien a la playa o a la piscina estas vacaciones.

Por otra parte, Maribi Arnedo, de la sudafricana Bio Sculpture, piensa que lo que buscan muchas niñas que quieren una manicura o pedicura, es imitar a sus madres, que para ellas son su máximo referente: “Con ellas hay que tener especial cuidado y atención, explicarles que en su caso no se debe ni puede retirar o mover cutículas, como ven en sus madres, o dejarles una lima, aceite o crema para que formen un completo desastre si estamos despistadas en un momento”.


Marola Feduchi


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: