MÉTODO R

Mke

Samantha Vallejo-Nájera, es la embajadora de este revolucionario método…


La chef, empresaria, escritora, jurado de MasterChef y bloguera, se une al equipo de Método R como imagen de esta rutina cosmética inspirada en el slow aging.

Aline Neumann lo tenía claro. Si había una mujer que pudiese encarnar la esencia de esta idea era, sin duda, Samantha Vallejo-Nágera“La admiro muchísimo y tenía ganas de trabajar con ella. Es una mujer inquieta, trabajadora, madre, generosa y que se cuida. El tipo de persona a la que nos dirigimos ya que pretendemos simplificar al máximo la rutina cosmética sin renunciar a nada. Y Samantha llega a todo sin renunciar a nada porque simplifica y elimina toda la tontería de su vida”.

Que el equipo de dermatólogos de la Clínica Dermatológica Internacional, liderado por el doctor Ricardo Ruiz, avalase este proyecto fue decisivo para que la mediática chef aceptase ser embajadora del proyecto. “Llevo muchos años tratándome la piel con el doctor Ruiz. Entiende muy bien lo que quiero, que es cuidarme para estar bien. Y Aline es una «skin coach» fantástica. Gracias a ambos tengo la receta perfecta para alimentar mi piel. Para mi es un orgullo total poder representar este método, porque me parece un proyecto muy inteligente. El que me hayan elegido para esto me hace sentirme orgullosa también de mi piel”.

Con unos valores similares, presididos por la honestidad, la pasión por lo que hacen y el amor por la naturaleza, Aline Neumann y Samantha Vallejo-Nágera han unido fuerzas para dar a conocer esta rutina que no pretende frenar el paso del tiempo sino mantener la piel sana, alineándose con los principios de la filosofía slow aging. Y es que, para ambas, el concepto de belleza pasa por la salud y la naturalidad. Como declara Aline: “lo bueno si es simple, doblemente bueno”.

Samantha Vallejo-Nágera, una vida llena de sabor

Se mueve igual de bien entre los fogones como entre las cámaras de televisión o las redes sociales. Parece que los días de Samantha Vallejo-Nágera tuviesen 48 horas, porque esta mediática cocinera, empresaria, escritora, jurado de MasterChef desde hace 10 años, bloguera y, ahora también, embajadora de Método R, parece llegar a todo sin despeinarse. Trabajadora incansable, sabe sacar tiempo para disfrutar y cuidarse. Su lema: estar bien sin complicarse la vida. Deportista, familiar, independiente, amante de la fotografía, de los viajes y los paseos por el campo, Samantha Vallejo-Nágera nos desvela los ingredientes de su particular menú del día para exprimir cada minuto sin perder la energía y buen humor.

Comer: de todo y sin excesos.

 “Tengo una cosa que se llama dieta definitiva, con la que puedo llevar una vida normal y corriente. Hago cinco comidas al día. Para mí es importante sentarme y disfrutar ese tiempo, sin distracciones. Desayuno todos los días papaya, kiwi, pan o cereales integrales y un suplemento alimenticio que me aporta calcio y todo lo que necesito en esta etapa de mi vida. Priorizo la alimentación saludable, a base de verduras, legumbres, pescados y carnes a la plancha, pero si tengo que comer jamón, chorizo o queso, de los que tanto tenemos en este país, no me privo. No soy radical. Bebo mucha agua y tomo un plátano todos los días a media mañana que me da un chute de alegría, de energía y de vida”. 

Cuidarse, sí; obsesionarse, no.

 “Soy una persona que está en constante exposición mediática y sé que tengo que estar bien, pero no me estreso por el físico. Sé que debo cuidarme, pero es que siempre he sido así. Me gusta sentirme y verme bien todo el año, ya sea para ponerme delante de las cámaras o para dar un paseo por el campo. Para mi es importante que cuando me miro al espejo me guste lo que veo, pero sin volverme loca ni ser exageradamente exigente conmigo misma”.

Método R: mi catering para la piel.

“Se ha convertido en mi rutina de cabecera porque he encontrado una fórmula sencilla para tener los deberes hechos. Utilizo el peeling tres días en semana. Cada mañana, me limpio el rostro con el aceite, en la ducha. Y antes de salir de casa, aplico el sérum con vitamina C. Me gusta mucho su textura ligera y sé que con ello mi piel está bien tratada durante todo el día. Por la noche, me cuesta un poco más, porque llego muy cansada, pero sé lo importante que es limpiar y reparar la piel. Antes de dormir, aplico la crema reparadora con un pincel, muy despacio, es un gesto muy agradable que me relaja”.

Slow aging: para sentirse bien en su piel.

 “No sé si los 50 son los nuevos 30, pero después de los 50 me siento mucho mejor. Es verdad que ahora me noto la piel más seca, que me exige más. Por eso, además de la rutina cosmética diaria, un par de veces al año me pongo vitaminas y me trato con el doctor Ricardo Ruiz. Quiero tener una buena piel y la cuido, pero no pretendo parecer una niña de 25 años. Estoy en una fase de mi vida en la que me siento genial, con mucha energía. Cuando te quitas tonterías, disfrutas. Ahora, quiero intentar estar lo mejor posible, sé lo que quiero, valoro lo que tengo y lo disfruto. Así que soy muy feliz con 52”.

Practicar el slow life, para saborear la vida. 

“Trabajo el 90% de mi tiempo y el resto me dedico a disfrutar. Para esto es importante tener salud, lo cual pasa por una buena alimentación y por cuidarse. Dejé de fumar hace poco y me he quitado un peso de encima increíble. Estoy muy satisfecha. También intento no llenar demasiado mi agenda para no estar atacada. Sé que no puedo llegar a todo y que tengo que pensar primero en mí para poder cuidar de los demás. Tengo claro que las cosas materiales no aportan la felicidad y que esta llega cuando estás bien contigo misma. He aprendido a relajarme, a sentarme en un sofá y mirar al techo o a estar en el jardín de casa y pasar las horas bajo la sombra de un árbol. Me llena mucho estar con mi familia, mis amigos y mi madre. Quiero disfrutar de todo”.

La actividad física, un imprescindible. 

“Hacer ejercicio es lo mejor, te da la felicidad total. Antes corría maratones, pero ya no, por un problema de rodilla. Sigo moviéndome mucho: montó a caballo, hago bicicleta y me dedico más al jardín y a mis plantas. Me encanta pasear por el campo y ese cansancio me da mucha felicidad”.

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: