SIN PUPITAS


Con este cambio de actividad en nuestras vidas, puede que nuestros músculos se resientan…


El estilo y ritmo de vida actual, nos hacen pasar delante del ordenador entre 8 y 10 horas diarias, muchas de ellas, en la misma posición. Si a esto añadimos la tensión, que los entrenamientos los hacemos casa y que gran parte de las actividades lúdicas las realizamos de otra manera, , nos encontramos con reacciones negativas en nuestro cuerpo.

Por ejemplo, el deterioro de los músculos y su traducción en dolor.

¿Por qué ocurre esto?

Nuestro cuerpo está diseñado para moverse, la columna vertebral, con su curvatura, para soportar el peso del mismo, al estar mucho tiempo sentados, y muchas veces de forma incorrecta, perdemos la curvatura normal de la zona lumbar, se acortan y se pierde masa en los músculos y por tanto su función. Se vuelven más rígidos, se producen contracturas en cuello y hombros, con el paso del tiempo pierden su flexibilidad y acaba provocando dolores en la zona, e incluso en la cabeza.

¿Cómo lo podemos evitar?

Mantener las piernas un poquito elevadas es positivo para evitar los dolores de columna. Levantarse cada cierto tiempo, estirar y dar pequeños paseos. Rebajar la tensión en los hombros. Si se entrelazan los dedos y se elevan los brazos sobre la cabeza se rebaja la tensión de la espalda. (mantener la posición durante 14 segundos) Aprovechar los ratos libres o circunstancias como hablar por teléfono para caminar por casa. Mantener buena postura mientras se está sentado. Estirar al empezar y al terminar para desbloquear los músculos y preparar el cuerpo. Apuntarnos a alguna actividad o entrenamiento online.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de aplicar Kyrocream, marca de referencia en fisioterapia y deporte, que se centra en la prevención y recuperación de problemas musculares y de ligamentos. Libre de medicamento y testada bajo control dermatológico y pediátrico, Kyrocream Original es una crema de masaje elaborada con tecnología deep&fast y principios activos naturales como el árnica, el hipérico y la caléndula, con una marcada acción analgésica y antiinflamatoria.

Si no quieres tener “pupitas” añadidas, no tienes más que seguir estos consejos!


Mar Barbero de Zubillaga


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: