XXII PREMIO ELENA SORIANO

 


En el incomparable marco de la Biblioteca Elena Soriano de Suances, se ha celebrado la entrega de premios de la XXII Edición del Concurso Internacional de Relato Corto Elena Soriano.


Este certamen, que cumple 22 años, es el claro ejemplo de la constancia y buen hacer de un Ayuntamiento que apuesta por la cultura y la permanencia de los valores esenciales de nuestra sociedad. Bravo Suances, sois un ejemplo a seguir.

El acto, organizado maravillosamente por la concejalía de Cultura y la Biblioteca, fue presidido por el Alcalde de la localidad D. Andrés Ruiz Moya que estaba acompañado por el Concejal de Cultura D. José Pereda, la Presidenta del jurado, Dª Rosa Pereda, D. Miguel Boyer, nieto de la escritora y miembros del jurado como, Mar Barbero, Beatriz de la Iglesia, Juan Losada, Aurora Ruiz, María Oruña

Miembros del Jurado Premio Elena Soriano

La escritora madrileña Ana Manuela Pareja ha sido la ganadora con su obra «Papá», que ha cosechado grandes elogios, según informa el Consistorio en una nota de prensa.

El segundo puesto ha sido para Damián Torrijos Martínez, de Huesca, con su trabajo titulado «La mañana de autos», también fue muy alabado.

Elena Soriano Jara, vivió su niñez entre Andalucía, la tierra de sus padres, y Castilla. Se documenta que a partir de los 14 años publicó en revistas. Hija de un maestro, por deseo de su padre hizo estudios de Magisterio, que acabó en 1935, comenzando casi de inmediato sus estudios en Filosofía y Letras, sin concluirlos a causa del estallido de la Guerra Civil Española, periodo bélico que la familia pasó en Valencia.

Al término de la guerra se casó con Juan José Arnedo Sánchez.Vetada en el concurso público de oposición (expulsada con la mayor calificación de las oposiciones de auxiliar de biblioteca por ser clasificada de “roja”), dentro de las medidas de represión franquista, vive su exilio interior en la vida familiar, y da a luz dos hijos, Juanjo y Elena.

Elena Soriano

Inició su vida literaria en 1951 publicando la novela Caza menor, trama que en 1976 se proyectó en TVE como serie en 20 episodios. En 1955, reunió en la trilogía «Mujer y Hombre» tres novelas, La playa de los locos, Espejismos y Medea 55, tratando problemas femeninos como el tabú de la virginidad, el deterioro del amor conyugal, o la venganza soterrada de la mujer moderna, cuando su compañero la traiciona rechazando la maternidad. La playa de los locos fue prohibida por la censura franquista, y no sería editada hasta 30 años después. En los últimos años del franquismo creó la revista El Urogallo que comenzó a editarse desde 1969 y que consiguió mantener hasta 1976. En 1985, publicó su mayor éxito editorial Testimonio materno, relato en el que exponía las confesiones de una madre, ella, enfrentada al «lento suicidio» de su hijo Juanjo, drogadicto.

Continuó viviendo en Madrid en sus últimos años, trabajando en el libro Defensa de la literatura. Apuntes para un ensayo interminable y sin poder terminar el ensayo El donjuanismo femenino que tras su muerte en 1996 fue concluido por su hija, la ginecóloga y política socialista Elena Arnedo.

Poco antes de morir, cedió a la Cruz Roja Española los derechos, en lengua castellana, de su obra Testimonio materno, legado que promovió la creación de la fundación CREFAT, de la que fue vicepresidenta.

Murió en la capital de España, el 2 de diciembre de 1996.

Playa de los Locos


SUANCES es una Villa marinera (8.400 habitantes) situada en el norte de España, en uno de los parajes más hermosos de la costa cantábrica. Tiene infinidad de posibilidades de ocio, entretenimiento y cultura (gracias a la esmerada gestión de su Ayuntamiento). Su gastronomía es excelente y sus paisajes están llenos de belleza y encanto. Si a todo esto le añadimos la hospitalidad y amabilidad de sus gentes, no nos extraña que haya conseguido la denominación de Municipio Sobresaliente.

Suances. Cantabria.

Esta bonita localidad está ubicada a 98 metros sobre el nivel del mar. Se encuentra en la desembocadura del río Saja, siendo la ría de San Martín de la Arena o ría de Suances la divisoria entre los municipios de Suances y Miengo.

El caserío se divide entre la parte alta y la parte de la playa, donde está el puerto pesquero y también las playas de la Concha, la Ribera y la Riberuca. Al otro lado de una pequeña península (punta del Dichoso) quedan la playa de los Locos y la ensenada de la Tablía. Aquí estuvo situado Portus Blendium en época de los romanos, posiblemente en la zona de la ribera de la ría, en punto no distante de lo que es el puerto actual. En el pasado, esta localidad se llamó San Martín de la Arena.

En esta bonita Villa Marinera, desembarcó la reina María Cristina en septiembre de 1881. También en esta localidad ambientó José María Pereda su novela La puchera (1889), Amós de Escalante la novela Ave, Maris Stella (1877) y Elena Soriano la novela, La playa de los Locos (1955).

Edificaciones notables de este núcleo de población son:

La Iglesia parroquial dedicada a Nuestra Señora de las Lindes, siglo XVII. Antiguas defensas del Torco, siglo XVII, sobre la Punta del Dichoso. Ejemplo de bastiones defensivos frente a ataques por mar. La Casa de los Polanco, siglo XVII de estilo barroco. La Capilla de Nuestra Señora del Carmen del siglo XX y estilo neogótico. La Quinta del Amo, siglo XX, estilo pintoresquista inglés. La Casona de la familia Ferrero de estilo regionalista. El Castillo de Ceruti sobre la playa de los Locos, 1904 y el Colegio Juan José Gómez Quintana (donado por Juan José Gómez-Quintana Cacho-Herrera).

Suances es considerado el antiguo Portus Blendium de los romanos, llamado así por pertenecer la zona a la tribu cántabra de los blendios. Así lo atestiguan las diversas excavaciones realizadas en la zona de la iglesia.

Desde el siglo XII, se tiene conocimiento de la importancia del puerto de San Martín de la Arena, que soportaba un alto volumen de pesca de ballenas y comercio, gobernado casi en totalidad por la Casa de la Vega, siendo lo suficientemente importante como para que fuese atacado por navíos de Santander debido a diferencias mercantiles. A partir del siglo XVII, debido al proceso de colmatación de la ría, esta actividad comienza a descender. De esta época son las Defensas del Torco, hoy rehabilitadas.

El Torco

El edificio más antiguo de que se tiene conocimiento es la Torre de Defensa de Suances, hoy en ruinas, construida por Diego Hurtado de Mendoza entre 1403 y 1437, que fue ampliamente fortificada por murallas.

A partir de mediados del siglo XIX, , se comienza a generalizar la práctica de los baños, atrayendo a los veraneantes de aquella época que construyen sus chalets. El auge de la construcción fue promovido por la construcción del malecón en 1878, que partió la enorme playa de Suances en dos y niveló la zona, permitiendo el crecimiento del pueblo junto a la playa y no sólo en la loma.

De finales del siglo siglo XIX y principios de siglo XX data la espléndida mansión de don Jaime del Amo, un rico indiano, de un estilo que recuerda los castillos centroeuropeos, actualmente en ruinas.

Suances verde.

En 1890 el ayuntamiento de Ongayo se traslada a Suances, para lo cual se construye el edificio actual, en estilo eclecticista neoclásico, como curiosidad, el edificio es idéntico al de la localidad asturiana de Colombres.

En la actualidad, la industria, la pesca y el turismo son las fuentes principales de ingresos de la población. Como pueblo costero, se ha desarrollado abocado al mar, y una profesión común es la de marinero.

Sus inmejorables playas El Sable (en la localidad de Tagle) Los Locos, La Concha, La Ribera y La Riberuca son mágníficas  para la práctica de deportes acuáticos como el Surf.

Actualmente existen diversas escuelas de este deporte destacando la pionera Escuela de Surf Los Locos, la primera de la zona y una de las principales valedoras del surf en la región.También son dignas de mención un grupo de cinco islas, Isla de los Conejos, Isla Pasiega, Islas Casilda, Segunda y Solita (al sur de la cual están las Palies, que son dos piedras que se descubren en el bajamar) que se hallan al norte de la punta del Cuerno y aunque pertenecen al ayuntamiento de Miengo forman parte del paisaje costero de la localidad de Suances.


API Agencia Prensa Internacional


 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: