¡CURVAS!

Por Mika Mellark

Maidenform llega a España…


La firma especializada en sacar el mayor partido a las formas femeninas es el secreto mejor guardado de las celebrities, un éxito en ventas en EEUU y una gran apuesta para nuestro pais.

Pocas marcas de lencería pueden felicitarse por cumplir casi un siglo ofreciendo la moda íntima femenina de más calidad y con más soluciones para todas las siluetas. Es el caso de Maidenform. A finales de los años veinte del siglo pasado, las modistas Ida Rosenthal y Enid Bissett ofrecían a sus clientes un bandeau cosido al vestido, con dos copas separadas por una pieza central elástica, que se acoplaban al pecho y lo realzaban. Sentaba tan bien que comenzaron a venderlo por separado. Fue una revolución. La firma también es histórica porque el marido de Rosenthal fue el creador de la primera clasificación estándar de tallas de copa de sujetadores.

La casa actual es fiel a ese importante legado y le rinde homenaje del mejor modo que sabe: ofreciendo soluciones de ropa íntima para realzar la silueta de todo tipo de mujeres y en una amplísima variedad de tallas. Por eso muchas celebrities la adoran para llevar debajo de sus vestidos de gala en las alfombras rojas y eventos, además de un gran público anónimo, desde veinteañeras a cualquier edad madura. Sus colecciones son un absoluto éxito de ventas en Estados Unidos y ahora suponen una gran e ilusionante apuesta para el mercado español.

El éxito de esta firma radica en ofrecer revolucionarias soluciones shapewear para resaltar las formas femeninas, desde afinar la silueta a potenciar o reducir el pecho, pero siempre con la máxima de que sean prendas fáciles de llevar: favorecedoras, femeninas y muy cómodas, porque su construcción inteligente permite que no se claven, no aprieten y no se marquen bajo la ropa. Su misión es inspirarse en cada movimiento del cuerpo de la mujer para ofrecer un producto innovador y de calidad premium, que potencia las formas femeninas y complementa su estilo.

Otra de las máximas es ofrecer un producto inclusivo.

Lejos de esas firmas generalistas que solo proponen modelos en tres tallas básicas, ellos quieren dar respuesta a todo tipo de mujeres, tallas y tipos de cuerpo. Sus modelos sirven para todo tipo de siluetas, necesidades y gustos, en cualquier momento de la vida y con cualquier anatomía.

Esta vocación por la inclusividad se plasma en una amplísima variedad de tallas y productos, desde un sujetador sin tirantes reductor, best seller para la marca, disponible hasta la copa E, hasta prendas shapewear en tres grados de control: ligero, firme y ultrafirme, para dar respuesta a las necesidades de la mujer sin importar su edad ni su talla, porque no hay nada más impresionante que la forma natural femenina.

Fajas, combinaciones, bodies, shorts, tops, bralettes, corsés, sujetadores con efecto reductor, prendas de efecto moldeador, vientre plano o que afinan cintura o muslos. Tras cada una de ellas, se esconde un minucioso proceso de investigación, diseño, tecnología y confección, para conseguir la comodidad y el ajuste perfectos.

Además son funcionales, favorecedoras y, aunque minimalistas, muy atractivas.

¡La curva es bella, viva las curvas!

 

Mar Barbero

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Titulada Superior en Danza Clásica y Danza Española por el Real Conservatorio, lleva más de 30 años en el mundo de la Comunicación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.